La vida hecha metal. La orfebrería por bandera y el amor por un oficio que se remonta al pasado y perdura en el tiempo. Pocos entienden lo que es expresar a través de la plata los sentimientos. Una obra que queda grabada a fuego en la historia.

Este documental es el reflejo del trabajo diario de Sevicor en uno de sus talleres de orfebrería ya que cuenta con dos: Córdoba y Dos Hermanas. La pasión de sus jóvenes ha hecho que su trabajo sea de interés en toda España pudiéndose observar en toda la geografía nacional. En un mundo tan complicado debido a la competencia existente, en especial, talleres tradicionales con décadas de historia, han encontrado un hueco que cada día es mayor.

El trabajo de Sevicor se extiende desde particulares hasta hermandades que han solicitado sus servicios con éxito, mostrando su orfebrería por toda España. Actualmente destacan trabajos como: Unos candelabros de cola para la virgen del Buen Fín de Córdoba, o u Broche realizado en oro de 18 kilátes, diamantes y esmeralda, para la Virgen del Rocío de Almonte.

Tras el creciente trabajo y las solicitudes recibidas, Sevicor puso en marcha una tienda online donde adquirir decenas de productos de orfebrería destacando los relacionados con las mariquillas de la Macarena, tanto en formato colgante como pin o pulsera. Igualmente, todo tipo de miniaturas pueden ser encontrados en la tienda.

Actualmente Sevicor cuenta con una tienda física en Madrid, así como tiene prevista una próxima apertura en Sevilla capital. Ambas se llaman Plata Martín estando más enfocadas a productos de joyería, pudiendo encontrar también los productos de Sevicor. La tienda de Madrid está situada en el centro comercial Madrid Xanadú, uno de los centros comerciales más famosos de la comunidad madrileña.

La tienda de Sevilla estará situada en la antigua Plaza del Pan (actual Plaza Jesús de la Pasión). Son pequeños locales pequeños con mucho encanto, situados a la espalda de la Iglesia del Salvador. Es una plaza donde la mayoría de tiendas son de artesanía, y es reconocida porque tradicionalmente se encontraban muchas platerías.

Sin duda, la muestra del emprendimiento y la pasión de un oficio centenario que deja huellas imborrables a través de la plata. Sentimientos expresados a golpe de cincel que escriben en la memoria eterna.