La importancia de la orfebrería en Andalucía como expresión artesana es y será siempre incuestionable. Son siglos de tradición los que permiten ahora al consumidor comprar arras de plata de la mejor calidad y hechas por las manos de artesanos de reconocido prestigio como los que forman parte de nuestros talleres de Córdoba y Sevilla.

En la provincia de Almería se ubicaba el mayor yacimiento de oro de España. Nos referimos a las famosas minas de Rodalquilar, hoy cerradas. En Cádiz, varias civilizaciones se han ido sucediendo dejando evidencias del uso de metales preciosos para elaborar objetos cotidianos y de adorno. Muchos de ellos están hoy expuestos en el Museo Arqueológico Nacional (Madrid) y en el Museo Arqueológico de Cádiz. En los siglos XVI, XVII y XVIII la orfebrería religiosa vivió un importante auge. Hoy sigue teniendo presencia gracias a empresas como Sevicor.

En la ciudad de Córdoba, una de las dos localidades andaluzas donde tenemos taller, la joyería siempre ha sido una actividad de gran relieve económico y social. De hecho, aquí encontramos la mayor concentración de talleres de España. Talleres que albergan artesanos que destacan por su dilatada experiencia en el diseño y creación de piezas tan apreciadas como la mariquillas de la Macarena, una de las piezas más apreciadas de nuestro catálogo y que forma parte elemental de la tradición artesana sevillana aunque se fabriquen en la ciudad de la mezquita. Es tanto el peso del sector en la ciudad que la identidad Joya Cordobesa goza de reconocimiento internacional, es decir, dentro y fuera de nuestras fronteras. De todos modos, la orfebrería religiosa tiene mucho más peso en Sevilla. 

Los oficios artesanos entorno a los metales preciosos también tuvieron gran presencia en Granada. En el Zacatín y La Alcaicería estaban los principales talleres artesanos de la ciudad. Siguiendo con el repaso a las provincias andaluzas, en Huelva este tipo de artesanía ha tenido siempre una presencia reducida a pesar de los importantes yacimientos de minerales de siglos pasados. Por su parte, la provincia de Jaén conserva pocos representantes de los oficios artesanos relacionados con los metales preciosos. En cambio, en Málaga quedan aún hoy algunos representantes de la orfebrería de carácter religioso.

Terminamos el periplo en nuestra amada Sevilla, donde Sevicor tiene uno de sus talleres. Aquí es incuestionable el peso de la obra artística religiosa ligada a la Semana Santa. La orfebrería tiene también mucho peso en los edificios religiosos dándoles gran esplendor y riqueza. En la actualidad, este trabajo artesanal no sólo está presente en las piezas religiosas, sino también en los trabajos realizados para la recuperación del Patrimonio Nacional.